star social-channel-googleplus surface account images colour extern-link map location store-on star brush paint-rol paint tester conditions delivery payment minus_16px plus_16px close_16px arrow-down_16px arrow-up_16px arrow-right_16px selected_16px email external-link social-facebook social-googleplus social-twitter list work business clients painters-icons-v2-source_pdf social-channel-facebook social-channel-instagram social-channel-instagram2 social-channel-twitter social-channel-youtube carrousel_prev carrousel_next download save-colour-off shopping-cart shopping-list store-finder search share save-colour-off2 save-colour-on info-off info-on workspace loader close

Consigue que tus clientes estén siempre felices

Cliente Trabajo

La satisfacción del cliente implica prosperidad en el negocio y mayores oportunidades de desarrollo. Te presentamos algunos consejos para mantener felices a los clientes

Los clientes que están orgullosos de su casa suelen subestimar el desorden que puede derivarse de una redecoración. Sin embargo, si la comunicación por tu parte es clara, puedes logar mantenerlos contentos.

 

Comunica

Hablar con los clientes les ayuda a hacer que sientan que tienen el control y que sean más comprensivos si surgen problemas. Si se encuentran en casa cuando acabes tu jornada, muéstrales lo que has hecho y lo que pretendes hacer a continuación. Si no están en el edificio, envíales fotos de tus progresos para tranquilizarles. Y si un día vas a faltar, comunícate con tu cliente claramente y con antelación.

 

Emplea a profesionales educados

La actitud de tus compañeros acaba afectándote, por lo que solo deberías trabajar con gente en la que confíes. ¿Cómo se dirigen al cliente? ¿Gritan y tienen un lenguaje inapropiado mientras trabajan? ¿Se quejan en voz alta de las herramientas o el espacio en el que trabajan? Cualquier actitud que pueda hacer que el cliente se sienta incómodo en su casa puede repercutir de forma negativa en tu reputación y en las relaciones con tus clientes.

 

Ten (más) cuidado

Si se produce un accidente, aunque sea leve, es mejor ser sincero con el cliente en lugar de dejar que se entere por su cuenta. Usa siempre telas cubre polvo, incluso en las partes de la casa que no estés pintando pero por las que tengas que pasar, como la entrada o los pasillos. Cualquier huella o gota de pintura puede dar la impresión al cliente de que no tienes cuidado.

 

Limítate a tu rincón

Si los clientes están en casa mientras se realizan los trabajos, piensa en las molestias que pueden causarles. Si limpias cuando acabes cada jornada y te llevas todo el material que puedas, la mayoría de los clientes agradecerán el esfuerzo. Si tienes que dejar algo, déjalo todo ordenado en un rincón, cubierto y donde no estorbe.

Nueva

Fijador al Aguarrás

Leer Más

Imprimación Fijador al Agua - Alta Performance

Leer Más

Fondo Blanco para Maderas

Leer Más

Fijador al Aguarrás - Alta Performance

Leer Más